Los puntos rubí son unas lesiones muy frecuentes en las personas adultas que aparecen de forma progresiva con la edad. Pueden ser únicos o múltiples y se manifiestan como pequeñas lesiones redondas de color rojo. Son pequeñas malformaciones capilares que miden milímetros.

Los lugares donde suelen aparecer son el tórax, en la espalda, en las piernas y la cara. También se denominan hemangiomas seniles, ya que se asocian con el envejecimiento.

Las causas se desconocen, puede ser que intervengan factores hormonales.

La tecnología láser es la mejor opción para tratar de forma eficaz los puntos rubí.

El láser calienta la hemoglobina, que es el pigmento rojo de la sangre que llena los capilares. Normalmente con una sola sesión se pueden tratar todos los puntos rubí.